Salud mental en el entorno laboral

A partir de la firma de del Pacto Europeo sobre Salud mental  se han empezado a desarrollar acciones en el entorno laboral y se ha elaborado un documento de consenso  en el que se establecen los siguientes contenidos:

En primer lugar, se hace un reconocimiento de la relevancia e importancia de la  salud mental en el entorno laboral. Es decir, no solamente se deben contemplar estos problemas desde la prevención de riesgos laborales sino también desde la perspectiva de la salud de los trabajadores en general, dentro y fuera del centro de trabajo y estén ocupados o no.

En segundo lugar, se reconoce que las nuevas formas de trabajo pueden favorecer los problemas de salud mental debido a su mayor inseguridad e inestabilidad, las formas de subcontratación y externalización de las actividades, los cambios demográficos y una población laboral más envejecida.
2/3 de los trabajadores europeos piensan que sus actuales trabajos no favorecen su perspectivas profesionales, casi 2/3 piensa que desarrollan su trabajo con excesiva velocidad o bajo pautas excesivamente rígidas y el 40 % considera que no recibe el apoyo de sus mandos o desarrolla en el trabajo tareas monótonas o repetitivas.

Las principales líneas de acción en las que es preciso adoptar medidas son:

a) La prevención de los riesgos psicosociales en los lugares de trabajo, y en particular del estrés y los trastornos psíquicos motivados por unas condiciones laborales adversas. Estas acciones se deben desarrollar en el marco propio de la seguridad y salud en el trabajo y  en la responsabilidad de las empresas de garantizar las condiciones de trabajo saludables de sus trabajadores conforme a lo dispuesto en la Directiva Marco 89/391, de la que es fiel reflejo la actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

b) La promoción del bienestar y la salud mental en el trabajo, que comprendería las acciones dirigidas a empresas y trabajadores para fomentar, de forma voluntaria y no coactiva, la salud de los trabajadores tanto dentro como fuera del trabajo tanto en sus aspectos físicos como psíquicos o mentales. Estas acciones podrían enmarcarse dentro de os programas de responsabilidad social corporativa que actualmente promueven en Europa tanto algunas empresas como las administraciones públicas.
 
c) La detección temprana y atención médica de los problemas de salud mental de los trabajadores, sea debida o no a las condiciones de trabajo, por parte de los servicios sanitarios, ya sea tanto por los servicios públicos de salud como los servicios de prevención de las empresas.

d) La vuelta al trabajo y la reintegración y rehabilitación del trabajador después de un período de ausencia ya sea por enfermedad o por incapacidad temporal. El retorno al trabajo se debe realizar de forma adaptada a las condiciones personales de cada trabajador adoptando medidas que favorezcan su reinserción e impidan su recaída y estigmatización.

Además se plantea la necesidad de estudiar y determinar cuál es la relevancia tiene la salud mental en el absentismo laboral, en la jubilación o retiro anticipado de los trabajadores (que conforme al documento de consenso en Alemania afecta a cerca de un 40% de la población trabajadora), así como medir el coste o impacto económico de los problemas de salud mental en la sociedad en general.

Manuel Velázquez Fernández
Inspector de Trabajo y de la Seguridad Social
Miembro Observatorio Vasco sobre el Acoso Moral
http://www.letterapublicaciones.com/suscripciones.html

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: